LABNEH

Cuenta la leyenda que el origen de este queso fue el resultado de un accidente, cientos de años antes de Cristo. Un árabe se desplazaba sobre un camello a través del desierto, y llevaba leche de oveja en una bolsa hecha del estómago de un cordero. Durante dos noches y tres días, lo que duró el viaje, gracias al movimiento propio del andar y a las enzimas del estómago de cordero, el suero de la leche se fue separando y al llegar a destino y abrir la bolsa, lo que encontró ya no era más leche de oveja, sino que era una pasta espesa. La suerte quiso que en vez de tirarla, la probase, y así nació el Labneh, que fue prontamente adoptado por la cocina de Medio Oriente.

El Labneh es elaborado con leche de vaca, oveja y menos frecuentemente con leche de cabra. Es de color blanco, cremoso y fresco. Es nutritivo y versátil con un punto ligeramente ácido. Su consistencia está entre la del yogurt y el queso.

FARCELL

El nombre Farcell proviene del tradicional pañuelo que los labradores catalanes usaban para protegerse la cabeza y el cuello del sol, cuando trabajaban la tierra. También se utilizaban para envolver alimentos.

En este queso el nombre hace referencia a la forma en que se moldea, ya que para ello, se utiliza un paño en el que se envuelve la masa para darle su forma tan peculiar.

El Farcell es elaborado con leche pasteurizada de vaca, de manera artesanal, sin añadir sustancias artificiales que pueda modificar el auténtico saber de la leche. Tiene un rico sabor ligeramente ácido y lechoso, con una textura untuosa firme y elástica. Desprende un agradable olor tostado.

TETILLA

El queso Tetilla es uno de los quesos más representativos de la gastronomía de Galicia, España, con denominación de origen. En el siglo I d.C. Plinio hablaba de unos sabrosos quesos de la Gallaecia a los que él llamaba “Mamulas Lactem” (mamillas de leche). También hay teorías que aseguran que este queso procede de un convento de monjas del siglo XI. La tetilla era típica de la parte este de La Coruña, que limitaba con Lugo, en los pueblos de Curtis, Arzúa y Melide.

Es elaborado con leche pasteurizada de vaca con una maduración mínima de 7 días. Presenta una corteza apreciable, fina y elástica, sin mohos, de menos de 3 mm de espesor, de color amarillo pajizo. La pasta es blanda, cremosa, uniforme y de color blanco marfilado. El sabor es suave, lácteo, mantecoso, ligeramente acidulado y con un toque de sal.

SAN SIMON

El queso San Simón de Costa es originario de España, concretamente de la comerca de Terra Chá en la provincia de Lugo Galicia. Este curioso y exquisito queso artesanal se viene elabrando desde varias generaciones, siendo imposible precisar la fecha de su comienzo. Sí puede decirse que la típica forma de bala o peonza, es exclusiva de una parroquia llamada San Simón da Costa.

San Simón es un queso ahumado elaborado con leche de vaca. La corteza es dura e inelástica, de 1 a 3 mm de grosor, color amarillo-ocre y algo grasienta. La pasta tiene textura fina, grasa, semidura y semielástica, color entre blanca y amarilla. Cuenta con ojos de forma redondeada e irregular, de tamaño variable de inferior a medio guisante. Es un queso nada salado, poco graso y ligeramente ácido, con un sabor en el que predomina su característica ahumada, más o menos intensa.

GHEE

El ghee es un producto lácteo, que reemplaza la cocción con aceite. Es APTO PARA PERSONAS CON INTOLERANCIA A LA LACTOSA Y A LA CASEÍNA. Posee un ligero sabor frutado a nuez, transfiriendo un toque muy especial a cualquier preparación que se elabore con él.

Tiene un período de conservación muy extenso. Su vida útil es alrededor de 12 meses o más. Se puede guardar en refrigerador o también almacenarlo a temperatura ambiente. El Ghee no se quema tan fácilmente como la manteca debido a su punto de humeo.

  • Favorece la digestión y tiene un efecto ligeramente laxante
  • Protege la salud cardiovascular
  • Antioxidante y preventivo del cáncer
  • Protege las mucosas
  • Aliado contra diabetes y problemas de sobrepeso